Bioética en el cine


El Séptimo Arte ha sido una de las últimas disciplinas en alcanzar esta consideración, pero dada su proximidad a otras como la literatura o la fotografía, tiene una capacidad innata de comunicación y expresi-vidad que cuando se emplean adecuadamente lo convierten en un poderoso medio para la reflexión, e incluso para el intento de cambio social, moral…

En este apartado que desde AEBI se dedica al cine, a La Vida Humana a Través del Cine, tratamos de mostrar los distintos aspectos a los que se puede enfrentar la bioética desde la cercanía que transmite este medio, mediante delicada selección de películas debidamente analizadas y comentadas.
 

Juno

La Vida Humana a Través del Cine
Sección dirigida por Gloria Mª Tomás y Garrido
Catedrática de Bioética. UCAM. Murcia.



Introducción
Empleamos en esta web el buen cine como medio para relatar un recorrido cultural que apunta a lo esencial. El razonamiento se procura que parta de la evidencia de una realidad y que hay un desarrollo del tema basado honestidad intelectual y ética. Y de ahí surgen nuevos caminos y nuevas soluciones ante la situación planteada.

Como es difícil abatir el muro creado en la sociedad occidental ante los ultrajes a la dignidad humana, es el buen cine un medio más para remover la conciencia personal, dado que a él se puede confiar la memoria histórica de esas realidades profundas, necesarias y tantas veces olvidadas y calladas.

Cuando el cine es este vehículo, la pantalla es una gran ventana abierta al mundo, capaz de acercar, -gracias en parte al extraordinario poder de la imagen, lenguaje universal que sabe llegar al corazón y que no puede dejar indiferentes- a la verdad, a la belleza, al bien…haciendo reflexionar al espectador, a través del entretenimiento, sobre temas fundamentales del mundo contemporáneo.

Paradójicamente el buen cine también es negocio. En el 2006 (empresa MovieGuide) publicó un informe a partir de 2.700 películas de gran recaudación del periodo 1996-2005 que demuestra que cuanto más sexo, desnudos y groserías, menor es la recaudación. Por ello, es bueno insistir en aprovechar el buen cine.

Tal como señala el profesor Guerra(1) el destino de la inteligencia puede ser formulado de muchas maneras. El mal no devela la verdad, porque el mal es una realidad deficiente y violenta que destruye y contamina la mirada. El bien, lentamente asimilado, es el que convoca a la inteligencia a su destino, y cuando esta lo encuentra, entonces se goza en él y lo reconoce como algo bello. Pues la verdad esta ahí, en las cosas, en las personas, pero su inmediatez no significa que sea un tema de fácil conquista. Al contrario, la verdad, es un bonum arduum, es un bien arduo, que siempre requiere de algo más que una perspicaz inteligencia para poder develarse ante nosotros en su integridad. Y más aún cuando lo que se intenta es no sólo desvelar la verdad sino vivirla. También dirá Rodrigo Guerra -en la misma conferencia- que siempre la persona humana posee una tensión estructural que no puede ser cumplida por la propia naturaleza de la que brota; nunca desaparece el desequilibrio entre lo que se anhela y lo que se puede.

Los buenos directores de cine -Chaplin, Capra, Bergman…- con sus obras espolean las conciencias; el arte se convierte en un deber orientado a la plenitud personal y social. Señala el director de cine Iñaki Arteta "Pienso que los que nos dedicamos al arte debemos intentar oponer el lenguaje humano a la ideología, recuperar la capacidad de imaginación y recordar al hombre en su origen, su verdadera situación, su destino como humano. Aunque todo a nuestro alrededor parezca destinado a propiciar el conformismo y el olvido, siempre existe un espacio para el compromiso con lo incómodo, con lo que hace vibrar nuestro detector de la verdad"(2). Así es través de una trama, de buenos modelos -incluso virtuales- a la persona se le oferta desplegar lo mejor de su ser.

La película, esta vez, trata sobre una adolescente embarazada, tema crucial y rodeado actualmente de una peligrosa legislación.

(1) Guerra R. A propósito de la conferencia sobre SEPARATIO. BASES NOÉTICAS PARA UNA METAFÍSICA NO RACIONALISTA UNIVERSIDAD PANAMERICANA, MÉXICO 2006.
(2) Arteta I en Nuestro Tiempo, núm.646, 31, 2008


Metodología
Se propone una película, se realiza una sinopsis sobre ella y se plantean algunas cuestiones bioéticas con respecto al temas bioéticos que aparecen en el film. Si alguien desea añadir algún comentario o buscar nuevas explicaciones puede dirigirse al correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
En todo caso, lo fundamental es contar con el cine como instrumento de la bioética.
 

Película a Debate: Juno


Ficha Técnica
Dirección: Jason Reitman.
País: USA.
Año: 2007.
Duración: 91 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Ellen Page (Juno), Michael Cera (Bleeker), Jennifer Garner (Vanessa Loring), Jason Bateman (Mark Loring), Allison Janney (Bren), J.K. Simmons (Mac), Olivia Thirlby (Leah), Eileen Pedde (Gerta Rauss), Rainn Wilson (Rollo), Daniel Clark (Steve Rendazo), Aman Johal (Vijay).
Guión: Diablo Cody.
Producción: Lianne Halfon, John Malkovich, Mason Novick y Russell Smith.
Música: Mateo Messina.
Fotografía: Eric Steelberg.
Montaje: Dana E. Glauberman.
Diseño de producción: Steve Saklad.
Vestuario: Monique Prudhomme.
Estreno en USA: 5 Diciembre 2007.
Estreno en España: 1 Febrero 2008.


Sinopsis(3)

Juno es una adolescente de Minnesota, aguda como un puñal y que vive de acuerdo con sus propias reglas. Una tarde típicamente aburrida se transforma en algo exactamente opuesto cuando Juno decide mantener relaciones sexuales con el encantadoramente sencillo Bleeker. Enfrentándose a un embarazo imprevisto, ella y su mejor amiga Leah urden un plan para encontrarle al bebé la perfecta pareja de padres. Así, fijan su mirada en Mark y Vanessa Loring, una acomodada pareja de las afueras que desea adoptar a su primer hijo. Por suerte, Juno goza del apoyo de su padre y su madrastra. Pero a medida que Juno se acerca más y más a la salida de cuentas, la idílica vida de Mark y Vanessa comienza a dar señales de estar agrietándose. Mientras va pasando el tiempo, los cambios físicos de Juno reflejan su crecimiento personal. Con un intrépido intelecto muy alejado de la habitual angustia adolescente, Juno resuelve sus problemas de frente, exhibiendo una juvenil exhuberancia tan aguda como inesperada.

No estamos en la Rumanía pobre y gris de Ceauçescu, ni ante el drama lleno de gravedad y dureza que mostraba Cristian Mungiu en "4 meses, 3 semanas, 2 días". Tampoco encontramos su puesta en escena realista ni los sórdidos ambientes por los que discurrían personajes llenos de dolor, miedo o miseria moral. Esto es América, y la fórmula escogida por Jason Reitman se acerca más a la comedia, aunque toque temas tan serios y peliagudos como el aborto, la maternidad, la adopción o la fidelidad matrimonial. La premisa, por tanto, al acercarse a esta película, debe ser distinta, por su falta de pretensiones crítico-sociales y por su enfoque más intimista y entrañable. El espectador se encontrará aquí mucho más relajado, menos crispado por su entorno de libertad y bienestar, por sus personajes sin recovecos y de mentalidad abierta, por la frescura y desparpajo de unas interpretaciones muy americanas, por su resolución complaciente y divertida.

Llama la atención su capacidad para dar sentido positivo a una situación tan problemática y embarazosa como la contada en la mencionada película de Mungiu. Es, en definitiva, el contraste entre la distinta mirada que hace un director de la vieja Europa habituado a adentrarse en profundidades existenciales -que ha padecido además la amargura comunista- y la de otro de un país joven acostumbrado a mirar hacia adelante y a resolver pragmáticamente las cosas de la mejor manera posible. Historias semejantes para mentalidades divergentes desde el momento en que en una se trata de sofocar un problema generando otro mayor en forma de trauma, mientras que en la otra se afronta desde la voluntad de apostar por la vida.

En el caso presente, Juno es el nombre de la adolescente embarazada, que en un primer momento se plantea el aborto como solución a su contratiempo vital, para después decidirse por la adopción como salida más humana y menos traumatizante. Tras el embarazo, nacerá una criatura que tendrá quien la quiera, pero habremos asistido también a la gestación de una nueva Juno que ha recorrido su particular camino de niña a mujer, entendido los vaivenes del amor y la necesidad de sacrificio para revitalizar rutinas y egoísmos. Eso es lo que aprende nuestra diosa romana de la maternidad desde el otoño hasta la primavera -estaciones a modo de capítulos mitológicos que jalonan una historia de "renacimientos"-, rodeada de un padre liberal y de una madrastra de fuerte carácter pero comprensiva, de un matrimonio adoptante que tiene sus propias obsesiones y problemas, de una súper-amiga-confidente y de un tímido e inmaduro compañero pero de buen corazón... Todos acompañarán a Juno y al espectador durante una hora y media muy entretenida y divertida, con un guión preciso que avanza a buen ritmo y con una frescura insólita, con diálogos vivos y llenos de chispa que respiran ingenio y mordacidad, a la vez que recogen toda la artificiosidad y "normalización" adolescente.

No es una película perfecta, sin embargo, la cinta sabe vestir lo increíble con aires de sinceridad y autenticidad, y además dejar en el espectador un regusto de felicidad y "amor en tiempos de dificultad" que se agradece.

La película, como la buena comedia, conserva su apariencia de ligereza y superficialidad para llegar al espectador y calar hondamente con temas de envergadura. Así, entre bromas y veras, sin moralismos, logra meter el bisturí en una sociedad que necesita una nueva Juno que la haga madurar. La divertida historia del nacimiento de una madre

(3) Algunos datos obtenidos de Rodríguez, J. http://www.labutaca.net/films/
58/juno3.php/ (13-V-2008)



Temas de Debate
  • El aborto
  • Las leyes que atentan contra la vida humana

Y una sugerencia
Como la película escogida pertenece al cine de autor e independiente, sugerimos a continuación otras películas de índole más comercial, sobre las cuales el espectador interesado puede plantearse el mismo tipo de cuestiones que se han realizado sobre el film fundamental.

Estas películas, además, se encuentran comentadas en el capítulo XIX del libro "La vida humana a través del cine" de Mª Consuelo y Gloria Mª Tomás y Garrido (EIUNSA; 2ª edición, 2005). Y son las siguientes:
  • El oficio de armas -Amar la vida
  • La vida como una enfermedad de transmisión sexual
  • La leyenda del pianista en el océano
  • Cosas que importan.

Enviar comentarios a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

AMIGOS DE AEBI
youtube AEBI
PORTADA 109

Bioética en el cine
La vida humana a
través del cine [+info]

[¿Dónde estás, Bernadette?]

Informes Acre
Buscar
Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia en nuestro sitio web. Más información en Política de cookies.

Síguenos en
TwitterFacebookyoutube