Bioética en el cine


El Séptimo Arte ha sido una de las últimas disciplinas en alcanzar esta consideración, pero dada su proximidad a otras como la literatura o la fotografía, tiene una capacidad innata de comunicación y expresi-vidad que cuando se emplean adecuadamente lo convierten en un poderoso medio para la reflexión, e incluso para el intento de cambio social, moral…

En este apartado que desde AEBI se dedica al cine, a La Vida Humana a Través del Cine, tratamos de mostrar los distintos aspectos a los que se puede enfrentar la bioética desde la cercanía que transmite este medio, mediante delicada selección de películas debidamente analizadas y comentadas.
 

SPOTLIGHT

Cine desde el espectador 
Gloria Mª Tomás y Garrido 
Catedrática Honoraria de Bioética. UCAM. Murcia.


   
Me parece de un cierto interés publicitario -aunque mi intención es más seria y profunda- realizar el comentario de esta película que en el mundo cinematográfico, que yo sepa, ha recibido más de veinte nominaciones, y ha sido premiada más de veinte veces; entre esos premios destaco, por ser los más populares, el Oscar a la mejor película del 2015 y el Oscar al mejor guión original.

Es conocido que la película trata de un hecho real, relacionado con una desgraciada actuación en Boston de algunos sacerdotes católicos -en concreto, la pederastia-, que fue descubierta  por unos competentes periodistas del equipo de investigación Spotlight. Este equipo  gozaba de una inusual autonomía y libertad dentro de las operaciones del diario The Boston Globe; pasaba semanas y meses trabajando temas, que tendían a concentrarse en la corrupción gubernamental y el crimen organizado. Sus investigaciones ocupaban a cuatro de los mejores periodistas del Globe, que de lo contrario hubieran producido cientos de artículos de prensa al año.

En el tema de la investigación de la pederastia los reporteros intuían que quizás la autoridades eclesiásticas probablemente no hablarían con ellos, por lo que centraron su trabajo en la búsqueda de víctimas, pensando también que, si había víctimas de abusos sexuales, habría posiblemente abogados -y así ocurrió-. Trabajaron con el teléfono (estamos al comienzo de este milenio en que las redes sociales actuales no existían o no tenía la fluidez que ahora vemos) hurgando en la oscuridad, como decía uno de los periodistas. Partiendo, por tanto, de testimonios no del todo fiables o al menos débiles e incluso controvertidos, hicieron un minucioso trabajo de documentación, investigación, recogida de testimonios y entrevistas para acabar sacando a la luz una terrible verdad que acabó con la renuncia del cardenal Law al Arzobispado de Boston.

Lógicamente, tanto por el tema como por el tiempo en que habían encontrado los primeros indicios, encontraron muchas dificultades; además, había algunas víctimas que sentían vergüenza y no querían hablar del tema. Los abogados que las representaban también tenían distintas opciones -algunas económicas- para olvidar el asunto o al menos para no ponerlo en primer plano. En definitiva, el desafío de encontrar información para afirmar que Arquidiócesis Católica de Boston sabía de los sacerdotes pedófilos en sus filas era todo un reto, en el cual, lo que interesó no era principalmente buscar y entrevistar a víctimas de esos sucesos -como punto de partida para una difícil y delicada trama-, sino, también, ver como se habían encubierto estos hechos delictivos por parte de las altas esferas de la Iglesia Católica, y de otros estamentos gubernamentales. Por esta investigación el periódico en el año 2003 ganó el premio Pulitzer al Servicio.

Hasta aquí la historia.


Ciertamente, el film refleja muy bien todos estos aspectos narrados; la película consigue un ritmo palpitante que hace partícipe al espectador de todas y cada una de las cuitas con las que este grupo se va encontrando. Se muestra como estos periodistas a veces se sienten perdidos, otras no saben hasta donde llegar, y todo con una puesta en acción de la que emerge el triunfo de valores actualmente muy en alza como la honradez, el ritmo del trabajo, los derechos de las personas, el valor de las fuentes bibliográficas. Para algunos críticos cinematográficos el estilo recuerda a “Todos los hombres del presidente”, sobre el caso Watergate. Destacaría en nuestro caso que, lejos de caer en el morbo y en la manipulación emocional, la película tiene un tono equilibrado y se centra en la intriga periodística. Asistimos a una historia dolorosa, brillantemente contada, en la que el punto de mira más sobresaliente quizás sea el “sistema” y la actuación de la Iglesia católica. Vale la pena traer a colación la reseña de film que hizo Ocaña en el periódico El País; señala como “…en algunas de las grandes películas políticas de la historia, poco o nada se sabe de la vida privada de los protagonistas, por lo que no hay adornos; únicamente hechos, y consecuencias. Apenas tres pistas (una mirada del marido, o quizá novio, del rol de Rachel McAdams, con rostro de hartazón; unos imanes en el frigorífico de la casa del de Brian d'Arcy James; una vaga referencia a la ruptura sentimental del de Mark Ruffalo) sirven de modo harto preciso la complicación de sus existencias fuera del trabajo. Pero acudir a ello hubiera sido melodramático”.

En efecto, tal como ya se ha dicho, no se buscaba en la película las historias, también con debilidades, de los periodistas. Se recalca y se manejan muy bien los hilos para señalar, tanto la historia real como lo que refleja el film, cómo y  quienes dejaron pasar por alto la información adecuada.  La película está perfectamente concatenada tanto en las inteligentes argumentaciones, como en las esforzadas actuaciones de los periodistas; todo tan bien narrado, que merece la pena calificarlo de un merecido elogio al periodismo de investigación y su tarea en la búsqueda de la verdad.

Además es lo que se proponía el director cinematográfico, Tom McCarthy, conocido por títulos como “The station agent”, “The visitor” y “Win win”, el cual reconoce que, por haber crecido en un ambiente católico, conoce y siente una gran respeto y admiración por la Iglesia Católica, por lo que no trata de hacer una crítica destructiva, sino mostrar su perplejidad acerca de cómo pueden sucederé estas cosas. Y la verdad, es que este tono queda patente en el film, es decir, McCarthy refleja que lo que falló fue el sistema, en el sentido de que se protegió a los sacerdotes pederastas pensando que era mejor, también para la sociedad y por supuesto par la Iglesia, ocultar esto, colaborando en este planteamiento también lo medios de comunicación.
Hasta aquí la película.


Volver al Índice de Películas

 


Spotlight

 
Spotlight


Dirección: Tom McCarthy.
País: USA. Año: 2015.
Duración: 128 min.
Género: Drama.
Reparto: Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, Stanley Tucci, John Slattery.
Guion: Tom McCarthy y Josh Singer.
Música: Howard Shore.
Estreno en España: 29 Enero 2016. 

Pero hay un algo más, muy importante, en lo que quisiera aclarar en este trabajo; está claro que no es de recibo justificar nunca una manipulación informativa, y menos en un tema tan grave. Es demasiado doloroso e injustificable esta historia como para pasarla por alto y se ha sabido filmar con enorme categoría Pero ojo, el film hubiera sido más certero y completo sin endosar especialmente gente buena y creyente,  a sacerdotes y a la Jerarquía eclesiástica, e incluso al mismo Dios, los errores y los horrores, pues incluso los encubridores del tema aparecen como buenas personas. Las desviaciones de la sexualidad, es un hecho que afecta a nuestra actual sociedad  de manera alarmante. Tal como señala Orellana, la película sería aun más ponderada si se abriera más al contexto cultural global en el que eso sucede y se mencionara el pansexualismo, y no el celibato, como uno de los factores que deben ser considerados al analizar el problema parte culpa de todos. Como certeramente ha escrito Mosén Peio Sánchez, “para el espectador creyente la película tiene un claro componente penitencial”.



TEMAS PARA EL DEBATE:

-LA MANIPULACIÓN PERIODÍSTICA

-PANSEXUALISMO Y PEDERASTIA

-EL HONOR


AMIGOS DE AEBI
youtube AEBI
PORTADA 109

Bioética en el cine
La vida humana a
través del cine [+info]

[¿Dónde estás, Bernadette?]

Informes Acre
Buscar
Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia en nuestro sitio web. Más información en Política de cookies.

Síguenos en
TwitterFacebookyoutube