Bioética en el cine


El Séptimo Arte ha sido una de las últimas disciplinas en alcanzar esta consideración, pero dada su proximidad a otras como la literatura o la fotografía, tiene una capacidad innata de comunicación y expresi-vidad que cuando se emplean adecuadamente lo convierten en un poderoso medio para la reflexión, e incluso para el intento de cambio social, moral…

En este apartado que desde AEBI se dedica al cine, a La Vida Humana a Través del Cine, tratamos de mostrar los distintos aspectos a los que se puede enfrentar la bioética desde la cercanía que transmite este medio, mediante delicada selección de películas debidamente analizadas y comentadas.
 

Cartas a Roxane

Cine desde el espectador 
Gloria Mª Tomás y Garrido 
Catedrática Honoraria de Bioética. UCAM. Murcia.


   

Sinopsis Oficial

París, 1897, en plena Belle Époque. Edmond Rostand es un dramaturgo prometedor. Pero todo lo que ha escrito ha sido un fracaso y ahora sufre una parálisis creativa total. Gracias a su admiradora, la gran actriz Sarah Bernhardt, conoce al mejor actor del momento, Constant Coquelin, que insiste en interpretar su próxima obra. Y, además, quiere estrenarla dentro de tres semanas. El gran problema para Edmond es que todavía no la tiene escrita. Solo tiene el título: “Cyrano de Bergerac”.

 

Comentario

Cuando vi por vez primera la película Cyrano de Bergerac interpretada por Depardieu (1990) tuve la sensación de que transmitía paz y armonía, junto a las nobles emociones universalmente conocidas y esperadas -amor profundo, poético, oculto, desinteresado-, propias de la obra. Me explicó un amigo experto cinéfilo, Justo Díaz, que, en parte esa reacción del espectador medio respondía a que en la película cuando se hablaba en verso, cosa frecuente, el escenario estaba implicado con especiales movimientos -árboles, cortinajes, vestuario-, lográndose entre la palabra, la imagen y la trama tal serenidad que el verso, al que no estamos acostumbrados no cansara sino que, por el contrario, equilibrara el decir y el sentir de los intérpretes y su eco en el espectador.

Ahora con la película de Alexis Michalik, tal como acertadamente comenta Andrea Zamora (de cuya imagen me sirvo para realizar mi trabajo), el espectador no recibe esa armonía sino que se encuentra en una constante, atolondrada y encantadora sorpresa, en la que como con las muñecas matrioskas, hay un modo de rodar cerrado y abierto, cinéfilo y teatral. Es una película que habla de una obra de teatro. Es una a obra de teatro adaptada al cine. Y, además, hace algún que otro guiño a la importancia del comienzo del cine cuando lo que funciona es el teatro, dejando entrever que hay un nuevo espectáculo que revolucionará al mundo. Alexis Michalik, antes que llevar Cartas a Roxane en el teatro, en su cabeza rondaba realizar la película. Algo que imaginó y trabajó durante diez años. La razón de que primero fuese una obra de teatro es que no encontraba el dinero para financiarla. Tras solucionar este no accidental reto, logró realizar el film.

Sigo con las muñecas matrioskas. Se nos va describiendo la vida de Edmon Roland -agitada, atolondrada, responsable, familiar, poética (creo no sobra ningún adjetivo, más bien todos son entitativos)- y a su vez volvemos a escuchar y participar de la vida y del amor profundos, serenos, callados, íntimos de Cyrano.

 


Cartas a Roxane

Drama. Comedia. Biográfico. Siglo XIX. Literatura

Director: Alexis Michalik

Premios César: Nominada a mejor diseño de producción y mejor vestuario

Más muñecas matrioskas. Esta vez con el entreverado de épocas y en consecuencia de técnicas y ropajes. Edmond Rostand narra la historia de Cyrano de Bergerac, un personaje real del siglo XVII, lo hace con ritmo de vodevil de comedia del XIX, y se realiza con la riqueza de medios de una película del siglo XXI. Resulta una película interesante y súper entretenida, sobre todo la segunda parte, cuando ya te sumerges en este guión que compagina lo eterno de la amistad y del amor con bromas modernas. Todo se presta a soñar y a participar de un espectáculo. Me atrevería a afirmar que estamos ante una original puestas en escena que hace redescubrir con encanto los diversos niveles del mundo de la farándula y de la realidad sin importar que ésta no sea estrictamente exacta.

Matrioska tras matrioska seguimos a lo largo de la película descubriendo e identificándonos con el auténtico Cyrano. Michalik logra una manera de rodar, que es muy dinámica en lo accidental y profunda en lo esencial. Un guión muy perfecto. Y no es tan difícil, según el director, dado que todos, cuando nos enamoramos, nos identificamos con los sentimientos de Cyrano, porque la “posición” de estar enamorado conlleva pensar que no va a funcionar la relación con la amada/amado. Se piensa en esas circunstancias en algún defecto personal que se tiene (la nariz de Cyrano…) que va a hacer que no funcione. Entonces, casi todo el mundo se puede identificar con él. Con este personaje gigante como Don Quijote y Hamlet. Y que hace triunfar la obra.

A su vez, se nos hacen entrañables e interesantes otros personajes dentro de la subtramas, como su sencilla y preocupada esposa, celosa de los versos de amor, y pendiente de su casa, de su honor y de sus hijos.

Y la figura del dueño de una cafetería foco cultural de París, con una espléndida biblioteca y con dotes persuasivos y filosóficos para lograr animar al público a que asista al estreno de la obra siendo en realidad sorpresa lo que puede ocurrir. Quizás acuden por simpatía que se entrecruza entre todos, de una manera liviana y feliz.

Las últimas matrioskas surgen cuando el espectador escuchando el excelente uso del bolero de Ravel va desenroscando poco a poco situaciones livianas que dan forma a la obra inmortal. Al final, me convenzo una vez más que la palabra verdadera si es bella, si es de amor, comunica y que el poder de la fábula como fórmula dramática despierta y enriquece las emociones nobles primigenias.

Granada, agosto 2020 

LOGO 25AÑOS AEBI
AMIGOS DE AEBI
youtube AEBI
Portada Bioetica102

Bioética en el cine
La vida humana a
través del cine [+info]

[Cartas a Roxane]

Informes Acre
Buscar
Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia en nuestro sitio web. Más información en Política de cookies.

Síguenos en
TwitterFacebookyoutube